PUBLICACIONES CLARETIANAS:EDITORIAL CATÓLICA AL SERVICIO DE LA VIDA CONSAGRADA Y DE LA EVANGELIZACIÓN

dsc_7528-13(Religión Digital).- De los 3.ooo Misioneros Claretianos dispersos por el mundo, apenas veinte se dedican directamente al servicio de la Palabra desde el mundo de la edición. El P. Fernando Prado es uno de ellos. Sacerdote, Licenciado en Ciencias de la Información, Máster en Edición y Licenciado en Estudios Eclesiásticos, lleva ya algunos años al frente de la editorial católica Publicaciones Claretianas. En la actualidad, este claretiano vasco es el editor de libro religioso más joven de nuestro país. Hemos querido acercarnos a él y a los proyectos de Publicaciones Claretianas para conocer, de paso, algo “más de cerca” (así se llama su blog) la realidad del libro religioso español.

– Eres el editor de libro religioso más joven de la Iglesia española. ¿Qué supone esto en tu trabajo? ¿Nuevos modos de trabajar? ¿Se puede innovar en el campo de la temática religiosa o es un sector cerrado a los cambios?
Ser joven no es ninguna virtud. Además, no lo soy. Con casi cuarenta años, tengo amigos que son políticos en altas esferas, altos cargos en la banca, algún obispo, profesores de universidad, jueces,… padres y madres de familia con niños haciendo ya la confirmación,… incluso hay ministras en el gobierno de la nación que son más jóvenes que yo. Intento, como todo editor católico, con temor y temblor, anunciar el Evangelio con los medios de los que dispongo, lo mejor que sé y lo mejor que puedo, intentando sembrar para el futuro. Ése es un empeño compartido con otros treinta y tantos editores en nuestro país. Una tarea apasionante con la que cada vez disfruto más, aunque el mercado del libro religioso en España sea tan limitado y, cada vez, más reducido y competitivo. Sin embargo, los editores de libro religioso no estamos dormidos y tratamos de abrir caminos. No es fácil innovar, pero ahí está la creatividad de los autores o la audacia de los editores que acaban siempre encontrando proyectos interesantes y de futuro.

– ¿Cuál es la relación entre los distintos editores de libro religioso? ¿Hay competencia?
La relación entre los editores de libro religioso es, por lo general, bastante buena. No faltan las tensiones propias de los que queremos, permíteme la imagen, comer de una misma tarta que es, como decía, bastante reducida. Cada editorial tiene su lugar y su público, aunque a veces nos pisamos un poco. El mundo del libro religioso comparte con el de la edición en general la situación de que, si bien todos reconocemos la bondad de la bibliodiversidad, también reconocemos con preocupación el problema que supone la saturación de títulos en el mercado. Editamos mucho y la novedad se come a la novedad. Muchos libros buenos pasan de la mesa de novedades a la invisible estantería en una semana, quedando pronto en el olvido. Los libreros religiosos no saben ya qué hacer para satisfacernos a los editores, pero lo cierto es que los que les inundamos las librerías de títulos nuevos somos nosotros. Como digo, esta es un arma de doble filo, creo que inevitable, por otra parte.

– ¿Cómo es la relación con la jerarquía?
Yo, particularmente, estoy muy agradecido a todos aquellos obispos que, en múltiples ocasiones, me escriben para darnos las gracias y para alentarnos en la labor que hacemos los editores católicos. No todos lo hacen, aunque supongo que es por olvido, despiste o exceso de preocupaciones. Quizá en alguno haya también desconocimiento de todo lo que rodea al mundo editorial. Sin embargo, sé de buena tinta que la inmensa mayoría de los obispos tienen una gran visión del momento actual de la Iglesia. Saben lo importante que es contar con editoriales católicas empeñadas en la evangelización. Lo mismo que hay una gran mayoría de pastores que están encantados con nuestra labor, los editores católicos estamos encantados con la gran mayoría de nuestros pastores, a quienes amamos y respetamos. Sabemos que contamos con su estímulo y aprecio. Ellos también saben que cuentan con el nuestro.

-¿Existe “censura” en algunos temas? Háblame de la libertad editorial y la fidelidad (y esas cosas).
Creo que hay censuras y censuras. No se puede decir cualquier cosa sobre nuestra fe, ni de cualquier manera cuando queremos servir al Evangelio. Los pastores han de velar por ello. Es parte de su misión. Es sano en la Iglesia que cuando hay un conflicto en este campo, se aplique el derecho correctamente y que los pastores ejerzan su papel, pero esto ha de ser de forma clara. Si hay algo que censurar, se ha de actuar como manda el derecho y siguiendo los cauces y mecanismos que están establecidos, con nitidez y claridad meridiana. Esto nos beneficia a todos. Si no se hace así, se crea una gran confusión en los autores, editores y libreros que no sabemos muy bien a qué atenernos y comienza lo que me gusta denominar la “autocensura mal motivada”. Cuando uno se autocensura por no herir o por prudencia, porque le caben dudas de que lo que pudiera decir sea, en definitiva, beneficioso para todos, es digno de aplauso. Cuando lo hace tan sólo por no recibir reprimendas, no me parece igual de correcto. Será políticamente correcto, pero yo no lo aplaudo. Hay cosas que hay que decir por amor a la Iglesia y al Evangelio, ciertamente. Otras hay que evitar decirlas desde este mismo criterio. Hay un documento interesantísimo que acaba de emanar de la Santa Sede sobre el servicio de la autoridad y la obediencia en el que todos deberíamos profundizar con apertura. Tratar el tema de la autoridad y de la obediencia es moverse en un terreno complicado y, como decía Pablo VI, impopular. Se hace difícil conjugar ambas realidades. Se trata de evitar los abusos en la libertad, así como los abusos de poder. Estar en comunión con la Iglesia y obedecer es importante. Pero… ¿entendemos todos en la Iglesia lo mismo cuando decimos comunión? Obediencia sí. Esta es, sin duda, necesaria. Pero, incluso por encima de ella, caridad. Esta es imprescindible. La claridad en todo esto es apremiante.

– ¿Cuál es vuestra línea de trabajo? ¿Qué aporta publicaciones claretianas al ámbito editorial español?
Entre los editores hay quienes están bastante especializados, como es nuestro caso, y también los hay que son más generalistas dentro de la ya de por sí especializada línea del libro religioso. Publicaciones Claretianas tiene una gran especialización en libros dirigidos a la vida consagrada, por su unión con el Instituto Teológico de Vida Religiosa de Madrid. La historia y la tradición de servicio a la vida consagrada es la seña de identidad de nuestro sello editorial. Por otro lado, como claretianos y servidores de la Palabra, publicamos libros y proyectos más populares, con este cariz misionero y evangelizador, al estilo del Padre Claret.

– Dentro de ese tipo de libros está el proyecto “Palabra y Vida”. Háblame de este proyecto…
La idea del proyecto fue clara desde un principio: unir la Palabra de Dios a la Vida y la Vida a la Palabra de Dios. No podía ni puede ser de otra manera. El propio papa Benedicto XVI lo acaba de decir al concluir el sínodo de la Palabra. Al despedir a los padres sinodales les ha dicho, literalmente, que “sólo a la luz de las diferentes realidades de nuestra vida y al confrontarse con el día a día se descubre la riqueza de la Palabra de Dios”. Otras editoriales se están sumando al éxito de este tipo de libros.
Palabra y Vida es único, en este sentido. No hay otro proyecto internacional similar. Los editores claretianos hemos hecho un esfuerzo de coordinación para que este sea uno de nuestros proyectos comunes al servicio de la evangelización. El libro se edita ya en dos versiones en Inglés, en dos versiones de español (España y América Latina), en catalán, en polaco, en portugués, en tagalog y visayan… incluso en dos versiones del chino (tradicional y simplificado) que realiza nuestra editorial en Macau. El libro llega a todos los continentes a través de nuestras editoriales y se distribuye también en numerosos países de Asia y de Africa. En la actualidad tiene más de un millón de lectores. Es un proyecto ambicioso que quiere traducirse a más lenguas y que se ha convertido en un poderoso instrumento evangelizador. Sin duda, Jesucristo tiene mucho que decir a la humanidad.

-¿Qué aporta respecto a otros Evangelios o libros similares que hay en el mercado?

Cuando salió Palabra y Vida hace ya varios años, no había nada igual. Existía el Evangelio de Edibesa con el texto evangélico diario y una oración, de corte más tradicional, dirigido a un público bastante definido. Nosotros creíamos que había un vacío y un hueco que cubrir con una publicación más actual, pensada para un público diferente, más joven e incluso con una mirada puesta en los alejados. Siempre hemos querido que el nuestro fuera un proyecto evangelizador.
El Evangelio de Edibesa fue, de alguna manera, el precursor. Nosotros, con los comentarios de autor, uniendo la Palabra de Dios con la vida, hemos sido (creo que lo seguimos siendo) el gran referente. Últimamente, aprovechando el camino que otros abrimos, otras editoriales se han sumado a esta modalidad. Hay muchas ofertas. En medio de la variedad actual, Palabra y Vida destaca en las vitrinas de las librerías por su título y por combinar frescura y calidad en los comentarios de autor que ofrece.

Muchos cristianos de base, de diferentes categorías sociales y niveles de formación, jóvenes, grupos católicos, religiosos, etc., lo utilizan para su enriquecimiento personal y grupal, para su oración y para su formación. Sobre todo para la oración. Palabra y Vida cumple perfectamente su objetivo. Cada vez son más los que lo piden y lo esperan año tras año. El elenco de autores destacados de la literatura religiosa y espiritual actual (quizá los más cualificados), son también una clave del éxito del Palabra y Vida. Estos años hemos contado con firmas importantes y las que vienen en los próximos años, lo son todavía más.

– Dolores Aleixandre este año, José Antonio Pagola el próximo… tenéis autores destacados.

Ya tenemos editado el libro del 2010 y solicitados y cerrados los compromisos con los autores hasta el año 2015. Todos son, como se dice en lenguaje taurino, “primeros espadas”. Ciertamente, para el 2009 hemos tenido la suerte de que José Antonio Pagola aceptara colaborar en el proyecto. No cabe duda de que su libro “Jesús, aproximación histórica” y las circunstancias que le han acompañado, nos ha ayudado en la difusión. Pagola es, sin duda, el autor de espiritualidad católica más conocido, valorado y difundido de nuestro país. Los comentarios que ha realizado para el 2009 son extraordinarios. Nadie que siga el libro quedará indiferente.
-¿Hacia dónde va Publicaciones Claretianas? ¿cuáles son sus objetivos de futuro?

El futuro, aparentemente, se nos muestra muy ligado a los progresos de la técnica aplicados a la edición. Como todos los editores, estamos haciendo una incursión, más o menos importante, en ese mundo de las nuevas tecnologías. Hemos sido pioneros entre los editores del libro religioso en realizar book-trailers o videos sencillos de presentación de libros que difundimos a través de la red o en eventos y exposiciones de libros. Igualmente, hemos sido los primeros en ofrecer una página web dedicada en exclusiva a un proyecto editorial concreto como es “Palabra y Vida”. Si uno entra en la página www.palabrayvida.es puede ver todo esto de lo que estoy hablando. El futuro va por ahí, por la adaptación a las nuevas tecnologías, combinándolo con una gran calidad en la edición y en la selección de títulos y autores. Publicaciones Claretianas seguirá trabajando en esa línea y profundizando cada vez más en su línea de servicio a la vida consagrada y a la evangelización. El futuro de la edición religiosa no acaba de mostrarse con claridad. Supongo que como todo en la Iglesia. Gracias a Dios, vivimos al aire del Espíritu, que sopla cuando quiere y como quiere. Iremos, pues, hacia donde él nos lleve. Espero poder estar a la altura de las circunstancias para intuir hacia dónde está soplando y que no nos falte la imprescindible creatividad que sólo Él es capaz de suscitar.

Un comentario

  • María del Pilar Uribe Delgado

    Me encantaría recibir información acerca de las publicaciones,ediciones digitales que me pueden servir para la clase de religiòn de bachillerato en Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *