Probablemente Dios no existe

Posted by Fernando Prado, cmf on 9 enero 2009 under opinión | 3 Comments to Read

Los creyentes hemos de tener muy en cuenta aquello que nos dijo la Gaudium et Spes del Vaticano II sobre los orígenes de ciertos ateísmos. Algunas posturas de los creyentes -incluso quizá también de nuestras instituciones o Iglesias- habría que revisarlas, ciertamente. Con todo, soy de la opinión de que los que sienten hoy cierto malestar -más o menos intenso- ante el hecho religioso se tendrían que plantear muy en serio visitar al doctor para hacérselo mirar. Hoy por hoy, en nuestros países de tradición cristiana, ese malestar no parece algo muy comprensible.

Se me ocurre esto al hilo de esa campaña que nació en Estados Unidos y se ha importado a Europa: Probablemente, Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida”. La campaña se va a difundir próximamente en algunas ciudades de España, impulsada por algunas asociaciones de ateos y ¿librepensadores?

La campaña no pasa de parecerme un juego entretenido, una chispita de humor provocativo en medio de la rutina de las grandes ciudades, algo pintoresco que dará que hablar unos días, pero poco más. No obstante, creo que desdice un poco a los que dicen de sí mismos que son librepensadores (pensadores libres). A mí, más que pensadores libres me parecen esclavos de tópicos (Dios es enemigo de la felicidad) y de planteamientos del pasado (¿”Congelados” del 68?, ¿del Siglo XIX?…). La imagen de Dios que presentan no coincide con la que tiene la gente de hoy, de nuestra cultura. Hablan de un Dios distante, lejano e incompatible con el hombre. Un Dios deformado que algunos, por lo visto, no han conseguido desterrar (¡qué lástima!) ni de su corazón ni de su cabeza.

No veo ninguna “mano negra” ni conspiración judeo-masónica contra la Iglesia (¡qué más quisieran algunos!), sino, simplemente, los últimos gritos (en plena postmodernidad) de la postura de un ateísmo militante trasnochado que, lejos de justificar su postura, justifica más bien la de los creyentes (¡Qué sería de los ateos sin Dios!). Alguien nos recordaba estos días (http://culturayfe.wordpress.com/) aquellas palabras de Heinrich Böll: “Los ateos me aburren. Siempre están hablando de Dios”. Creo que los que quieren trasladar a nuestro país esta campaña no se han dado cuenta de que, quizá sin pretenderlo, hieren la sensibilidad de los que nos declaramos creyentes. Si supieran que para nosotros Dios es tan importante (¡No tomarás el nombre de Dios en vano!) seguramente no habrían seguido con la campaña. Aunque tan sólo fuera por no ofender…

Por otro lado, estas disquisiciones intelectuales “ni quitan ni ponen pan” en estos tiempos de crisis, que es, en definitiva, lo que nos tiene a todos preocupados. Yo invitaría a no perder mucho el tiempo con este tema y a que, mientras dure la crisis, intentemos, si podemos, “disfrutar de la vida, a tope. Preocupándonos, sí. Preocupándonos un poco más, si cabe, de los demás”.

  • Margarita Aduria. Getafe. dijo,

    Precioso comentario. Enhorabuena. Me parece certero e iluminador.

  • Sorprendido dijo,

    ¡Qué sería de los ateos sin Dios! Ja,ja,ja. Nunca me había planteado así la cuestión. La verdad es que sin Dios no son nada. Necesitan de Dios para existir. Si negaran la hipótesis Dios,¿qué pintaría pertenecer a una asociación así? No tendría sentido.

  • J. Rovira dijo,

    Hola, Fernando!
    Ante todo, enhorabuena por tu web. Me he enterado hoy y he querido abrirlo. ¡Adelante!
    En cuanto al eslogan (“Probablemente…”), estoy de acuerdo con Böll. Además, tal como suena, me parece un “himno” al individualismo más exasperado. ¿En qué acaba el altruismo que salva a la humanidad, y que por algo es el meollo del amor cristiano (véase 1Jn 4,20-21)? A mí, siceramente, lo que da sentido a mi vida es precisamente pensar que Dios existe; vamos que, exactamente al revés de lo que dicen esos señores.

Add A Comment