El salesiano español Eduardo Martín, héroe urbano del año en Honduras

pmartinOMPRESS-HONDURAS.- Un periódico hondureño, El Heraldo, ha elegido a un salesiano español como uno de sus héroes urbanos del año. Este salesiano alcarreño, Eduardo Martín, marchó hace años a Colombia, donde trabajó en favor de los conocidos como gamines o niños de la calle de Bogotá. Más tarde y, durante más de 16 años, ha realizado una labor semejante en Honduras, según informa Jesús Rojano desde su blog.

“Es un honor para los que le hemos tenido durante unos años como compañero, amigo y hermano, recibir su visita de vez en cuando. La última fue hace pocas semanas. Desde este blog queremos dejar constancia de su casi increíble labor apostólica. En esa labor se juega a menudo la vida, y no es ninguna metáfora literaria. Hace unos años, fue tiroteado y herido gravemente por gente interesada en obstaculizar su trabajo de desenganchar a chicos del terrible mundo de la droga y la delincuencia. Ofrecemos aquí el artículo del periódico hondureño mencionado. Hemos preferido respetar la literalidad del texto, en vez de corregir expresiones del castellano hablado en aquellas queridas tierras (calzoneta en vez de pantalón de deporte, por ejemplo)”.

“Vestido de pantalones cortos, camiseta y tenis, el padre Eduardo Martín parece un deportista listo para correr. Sin embargo, debajo de esa vestimenta lo que uno descubre es un sacerdote salesiano que lleva 16 años en Honduras luchando por rescatar a niños de la calle.

El reverendo, que nació en España hace 52 años, dirige el Hogar Don Bosco, un centro de acompañamiento para menores pobres, además beneficia a unas 300 familias de varias zonas de la capital, cuya única exigencia es que sus hijos permanezcan en la escuela.

El padre Eduardo llegó a Honduras en 1993 invitado por monseñor Óscar Andrés Rodríguez. “Llegué a Honduras desde Colombia, donde también trabajaba con niños de la calle. Antes estuve en África. Empezamos una labor de acompañamiento a niños de la calle en el centro Ágape de 8:00 AM a 4:00 PM. Ahí les dábamos oportunidad de que se lavaran, comieran y que recibieran instrucción en una escuelita”.

Motivado por tantos jóvenes necesitados de afecto, el padre decidió quedarse en el país, donde luego de apoyar a las ex primeras damas Bessy Watson de Reina y Mary de Flores, inició el centro Ágape al cual siguió la construcción de viviendas después del Mitch en Altos de Santa Rosa y en Amarateca.

Además ha abierto 22 guarderías en las zonas periféricas. Ahora, con el lema “Alimentos por trabajo” ayuda a 300 familias con una remesa mensual que incluye material escolar, jabón, ropa, para que quienes iban a pedir o robar vayan a la escuela.

También maneja un centro piloto de talleres denominado Taller de Don Bosco donde asisten 400 jóvenes mayores de 15 años que están aprendiendo oficios. El proyecto es respaldado por Amigos de Centroamérica, una institución sin ánimo de lucro fundada en Venecia por un sacerdote salesiano en 1985. Mandan ayudas mensuales en dinero y a veces remesas de alimentos en contenedores. Mensualmente llega también un contenedor desde Canadá denominado Alimentos del Mundo.

Vestirse de calzoneta y camiseta sin mangas es parte de su diario vivir, aunque para algunos no es usual. Pero el padre juega ráquetbol de 4:30 a 5:30 PM en la Villa Olímpica y después celebra misa en zonas como La Laguna, Brisas de Olancho, Zapote, San Martín, El Pastel, Las Ayestas y 3 de Mayo” (El Heraldo, Honduras).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *