Obispo español D. Demetrio Fernández: “Los Institutos que se han acomodado a este mundo, no tienen vocaciones”.

Posted by Fernando Prado, cmf on 2 febrero 2009 under noticias | 6 Comments to Read

dema

Reproducimos la noticia que da la agencia ACI-PRENSA sobre una carta pastoral de uno de los Obispos de la Comisión para la Vida Consagrada de la Conferencia Episcopal Española.

ACI-PRENSA.- En una carta pastoral publicada con ocasión de la Jornada Mundial de la Vida Consagrada que se celebra el 2 de febrero, Fiesta de la Presentación del Señor, Mons. Demetrio Fernández, Obispo de Tarazona, señaló que la falta de radicalidad en la vida consagrada es una de las principales causas de la crisis vocacional.

“Un cristiano ya está consagrado por el bautismo, pero la vida consagrada es un nuevo título de consagración que lleva el bautismo hasta su plenitud”, dice el Prelado; y agrega que “la vida consagrada es un grito profético en el mundo de hoy (y siempre), que nos recuerda a todos cuáles son los valores definitivos del Reino, los que Cristo ha vivido en las bienaventuranzas y a los que Cristo invita cuando llama a seguirle de cerca”.

Mons. Fernández destacó que “vivimos tiempos de crisis, también en la vida consagrada. La secularización, es decir, vivir como si Dios no existiera, acomodándose a los criterios y a las formas del mundo, se ha filtrado también en el estilo de la vida consagrada”.

“Parece una contradicción, pero desgraciadamente es así. Una vida consagrada en la que no se esté dispuesto/a a vivir con radicalidad la entrega a Jesucristo, con el amor loco al estilo de san Pablo, es una vida poco atrayente y nada estimulante para los jóvenes de hoy. He aquí una de las razones de la escasez de vocaciones”, explica el Obispo de Tarazona.

El Prelado reconoce que “el tema de las escasez o falta de vocaciones entre los/las jóvenes es muy complejo, y no se reduce a una sola causa, pero los Institutos de vida consagrada que viven con coherencia ‘haberlo perdido todo por Jesucristo’, tienen vocaciones”.

“Por el contrario –agrega–, los Institutos que se han acomodado a este mundo, no tienen vocaciones, se van extinguiendo paulatinamente”.

“La Jornada mundial de la vida consagrada es una ocasión para pedirle al Señor por las personas que han consagrado su vida totalmente el Señor. Para que sean fieles al amor primero que les llevó a dejarlo todo por Jesucristo”, concluye Mons. Fernández.

  • antonio Rengifo dijo,

    Con obispos así en España, no necesitáis amigos ni bienhechores. Los religiosos necesitáis ser corregidos y estimulados como lo hace este obispo. No sé quién haya de pedir su dimisión o elevar una queja a instancias superiores. Señores así encargados de animar la vida consagrada en España no os los merecéis.

  • Magdalena dijo,

    Creo que este obispo tiene que conocer mejor las razones de la celebración de este día. No es un día para pedir al Señor para que los religiosos “sean fieles al amor primero que les llevó a dejarlo todo”. Es un día, una fiesta para agradecer el don de Dios de la vida consagrada, para estimular un mayor conocimiento,amor y aprecio a la vida consagrada en la Iglesia y para que los consagrados y consagradas celebremos nuestro amor a Dios, a la Iglesia y a la humanidad y renovemos nuestra identidad. Aprovechar esta fiesta tan entrañable para dar toques de atención y para pedir conversión a los religiosos es una falta de educación, cariño hacia nosotros y una grave metedura de pata. Pero bueno, este obispo ya nos tiene acostumbrados. Nos unimos a la intención de ayer del Papa y oraremos por los Obispos en este mes de Febrero, para que sean dóciles al Espíritu, no a sus prejuicios.

  • belisse dijo,

    ¿Qué es acomodarse al mundo?
    Cuando Dios se hizo hombre se “acomodo” a la cultura humana y con mucho respeto por lo demás.
    Pude un obispo diocesano opinar sobre la vida religiosa si él, no lo es, me refiero a la vida comunitaria, pues hasta donde se los obispos viven solos, y no hacen el voto de pobreza, (que si lo hacen los religiosos,) se acomodan al mundo?

  • Cristobal Rodrigo dijo,

    Según me han dicho, en el seminario de Tarazona, las vocaciones no caben. Tienen tantas llamando a la puerta que no saben ya qué hacer. Creo que todos los mozos del pueblo (Tarazona es un pueblo) quieren ser como ese obispillo. Pobres de los Cordobeses que están amenazados de que va a ser su futuro pastor.Que dios les pille confesados.

  • Oscar dijo,

    Es fácil opinar y juzgar hombre… pero algunos obispos son los primeros que ahogan la vida consagrada, masculina y femenina… con los primeros pensando que son “competencia” para el sacerdocio diocesano… aunque no está del todo mal la opinión; una vida no coherente, no atrae. Dios nos conceda ser instrumentos en sus manos según su corazón y ser fieles al carisma que a cada uno le ha dado, y a construir en vez de destruir.

  • Bingen dijo,

    ” Los Institutos de vida consagrada que viven con coherencia ‘haberlo perdido todo por Jesucristo’, tienen vocaciones”.
    En buena lógica la proposición equivalente es:
    ” Los institutos que no tienen vocaciones no viven con coherencia ‘haberlo perdido todo por Jesucristo’”
    ¿ No le parece, D.Demetrio, demasiado duro hacia todos los que renovamos con ilusión y agradecimiento sinceros nuestra consagración primera pero no recibimos por el momento de Dios la gracia de nuevas vocaciones?
    Francamente yo me vuelvo con esperanza hacia el Señor y su Madre y escucho otro mensaje, diferente del de usted.
    En unión de oraciones
    Bingen Arrizabalaga

Add A Comment