Un monje del Císter, Arzobispo de Río de Janeiro

orani2El monje cisterciense Orani João Tempesta, O. Cist., hasta ahora arzobispo de Belém do Pará, ha sido nombrado Arzobispo de la populosa ciudad de Río de Janeiro, sucediendo en la arquidiócesis al cardenal Eusébio Oscar Scheid, S.C.I., quien había presentado su renuncia por motivos de edad en diciembre de 2007.

Monseñor Orani João Tempesta nació el 23 de junio de 1950 en Sao José do Río Pardo, en la diócesis de Sao Joao da Boa Vista.

Tras concluir los estudios preuniversitarios, en 1967, entró en el monasterio cisterciense de San Bernardo, en esa misma ciudad. Estudió filosofía en el monasterio de San Benito, en la ciudad de Sao Paulo, y teología en el Instituto Teológico Salesiano Pío IX, de Sao Paulo.

Emitió la profesión religiosa en la Orden de los Cistercienses el 2 de febrero de 1969 y fue ordenado sacerdote el 7 de diciembre de 1974.

Desde 1984, fue prior de su monasterio, ejerciendo al mismo tiempo el cargo de párroco en la parroquia de San Roque, en Sao José do Río Pardo, de coordinador de las comunicaciones y de la pastoral diocesana, y de profesor del seminario Corazón de María en Sao Joao da Boa Vista.

En el mes de septiembre de 1996, cuando el monasterio de San Bernardo fue transformado en abadía, fue elegido primer abad.

Sin embargo, poco después, el 26 de febrero de 1997, Juan Pablo II le nombraba obispo de Sao José do Río Preto, siendo consagrado obispo el 25 de abril de ese año. En la región Sur 1 de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, ha desempeñado el cargo de responsable de la pastoral de la comunicación.

El 13 de octubre de 2004 el mismo Juan Pablo II le nombraba arzobispo de Belém do Pará y en mayo de 2007 participaba como delegado en la V Conferencia General del Episcopado de América Latina y el Caribe, celebrada en Aparecida.

Actualmente es vicepresidente de la región Norte 2 de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, presidente de la Comisión para la Cultura, la Educación y las Comunicaciones Sociales, y miembro del Consejo Permanente, del Consejo Pastoral y del Consejo Económico de esa Conferencia episcopal.

La arquidiócesis de Río de Janeiro tiene casi seis millones de habitantes, de los que el 60.7% son católicos, asistidos por casi 600 sacerdotes, unos 50 diáconos permanentes, algo menos de 400 religiosos no sacerdotes y casi 1.200 religiosas.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *