Carmelitas descalzos: 90º Capítulo General en Fátima

capitulocarmwww.carmelitasdescalzos.com.- “Con esta alegría de Pascua, comenzamos el Capítulo General con alegría y optimismo para nosotros y aquel mundo y aquella Iglesia que queremos servir” Con estas palabras, el Prepósito General P. Luis Aróstegui Gamboa, ha inaugurado, en la mañana de ayer 17 de abril, el 90 Capítulo General de los Carmelitas Descalzos que se celebra en la casa Domus Carmeli de Fátima con la participación de 106 capitulares de todo el mundo.

Una solemne celebración de la eucaristía en la Iglesia de las Carmelitas Descalzas de Fátima, presidida por el P. General de la Orden y en la que han concelebrado los Definidores y todos los asistentes al Capítulo, ha sido el acto con el que se ha dado comienzo este Capítulo General. La comunidad de Carmelitas Descalzas de Fátima ha participado activamente en la celebración, durante la cual interpretaron los cantos de la liturgia solemne de la Octava de Pascua en Latín y Portugués.

Durante su homilía, el P. General, recordó, de la mano de San Juan de la Cruz, que “el amor es la guía para la gran experiencia mística de la fe. Un amor muy ardiente puede dar visos para la presencia del Señor”.

Apertura del Capítulo y bienvenida

Ya en el aula capitular, el P. Luis ha dirigido una palabra de acogida y bienvenida a todos los participantes en este Capítulo. “Nos acogen en la Domus Carmeli los religiosos de la provincia de Portugal, las hermanas carmelitas y esta ciudad de Fátima que es la tierra de la Madre de Dios y nuestra”, destacó.

Además de destacar la singularidad de Fátima para los Carmelitas Descalzos, por la presencia de la Orden y por ser un lugar de contemplación, el P. General tuvo unas palabras de sincero agradecimiento al P. Pedro Ferreira, Superior Provincial de Portugal, a su equipo de colaboradores y a todos los que han participado con en la preparación de este evento.

El Capítulo ha de servir para “profundizar en nuestra vocación, en el carisma y en el bien del servicio”, señaló el P. Aróstegui a la vez que deseó que estos días sean propicios para un trabajo sereno.

“Esta celebración es una gracia para la Provincia de Portugal”

La celebración de este Capítulo General en Fátima “es un don, una gracia preciosa para la provincia de Portugal y para la Orden, que se presenta en esta Tierra de María”, afirmó el P. Pedro Ferreira.

En su intervención Ferreira recordó el Capítulo celebrado en Lisboa en 1585 que contó con la presencia de San Juan de la Cruz y en el que la Orden decidió su expansión y apertura a México y, posteriormente, fuera de la cultura española. “Para mí este es un día histórico”, añadió.

Tras una breve presentación histórica de la creación de esta casa “Domus Carmeli”, el provincial portugués repasó los desafíos que esta casa afrontará en el futuro y rindió su agradecimiento a todos los que se han asociado a este proyecto que supone un gran esfuerzo para la provincia lusa.

Telegrama de la Secretaría de Estado Vaticano

El P. General ha referido a los capitulares la carta enviada al Santo Padre, Benedicto XVI, con motivo de la celebración de este Capítulo General. En su misiva, el P. Luis recordaba el amor profundo a la Iglesia y a la persona del Pontífice que la Orden profesa, así como la conciencia de trabajar para la Iglesia de acuerdo con el carisma de Santa Teresa de Jesús.

A esta carta del P. General ha respondido, por medio de un telegrama, el Cardenal Secretario de Estado Tarcisio Bertone transmitiendo el cordial saludo del papa Benedicto XVI y el deseo de que los trabajos capitulares sirvan para la profundización en el carisma teresiano, contemplativo y apostólico en profunda unión con la Iglesia. Asimismo, el Pontífice otorga su Bendición Apostólica a todos los capitulares y la hace extensible a todos los miembros de la Orden.

Relación del P. General sobre el estado de la Orden

El resto de la mañana ha estado ocupado por la presentación de la Relación General del Estado de la Orden durante el sexenio que ahora termina (2003-2009). En su relación, el P. Aróstegui Gamboa, ha repasado las líneas de fondo desarrolladas en estos años y que se han basado en “la Comunión y en la experiencia de Dios como experiencia de la dignidad de la persona humana”.

Tras una mirada a las estadísticas generales, el P. Luis ha dado cuenta de las acciones de animación que se han llevado a cabo en las distintas regiones de la Orden, de la situación de las Carmelitas Descalzas y del Carmelo Seglar, así como de las distintas instituciones de la Orden que dependen del Definitorio General: la Facultad de Teología del Teresianum de Roma, el Centro Internacional Teresiano SanJuanista de Ávila (CITeS), la Casa General, el Monte Carmelo y la delegación de Israel-Egipto.

Un comentario

  • Carlos

    Espero que este capítulo traiga fidelidad a una Orden que en los últimos tiempos está pasando por un período oscuro. Que verdaderamente se vuelva a los orígenes del carisma teresiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *