Carta de los Franciscanos a los Ministros de Economía del G8

Posted by Fernando Prado, cmf on 13 junio 2009 under noticias | Read the First Comment

ofm.org.- capitulum-3-generale-2009Nosotros, Franciscanos, Frailes Menores (Gobierno de la Orden, Ministros y Custodios), reunidos en Asís para el 187° Capítulo general en este año 2009, VIII centenario de la fundación de nuestra Orden, y procedentes de 110 países del mundo en representación de 15.000 Hermanos que comparten directa y concretamente la suerte de nuestros pueblos, deseamos enviaros a Vosotros, Ministros de economía del G8, el saludo franciscano de “¡paz y bien!” y nuestro fraterno y sentido mensaje.

Somos testigos, en nuestra sociedad, del no suficiente reconocimiento de algunos derechos inalienables de la persona humana a nivel económico, social, cultural, civil y político, entre los cuales se encuentra el derecho a la vida en todas sus etapas; a la libertad en sus múltiples manifestaciones; al trabajo y al estudio; los derechos de la mujer y de los niños; sin olvidar el problema crucial del desempleo y la falta de apoyo a las familias en dificultad.

Constatamos con creciente inquietud cómo la globalización, regida por puras leyes de mercado, trae como consecuencias: la atribución de un valor absoluto a la economía, el desempleo, la disminución y el deterioro de los servicios públicos, la destrucción del ambiente y de la naturaleza, la producción y la venta indiscriminada de las armas, el aumento de las diferencias entre ricos y pobres, la competencia injusta que pone a las naciones pobres en una situación de inferioridad cada vez más evidente, obligando a millones de personas a una emigración desesperada de sus de sus propios territorios.

Para superar la crisis económica, nosotros creemos en el compromiso de transformar nuestro estilo de vida a través de una sobriedad más responsable, el compartir como alternativa a la competencia, el respeto del ambiente y la no violencia activa.
A la luz de lo anteriormente mencionado proponemos que los gobiernos:
* programen una economía que represente un cambio de paradigma, es decir, el paso de un modelo de economía de libre mercado a un modelo de economía de la sostenibilidad, que da el primado a la dimensión social y ambiental sobre aquella estrictamente económica, y que garantice las necesidades fundamentales de todos con la contribución de todos;* favorezcan políticas productivas que eviten producciones contaminantes;* desarrollen políticas energéticas basadas en energías renovables respetando los ecosistemas;* mantengan los compromisos ya solemnemente asumidos de destinar el 0,7% del PIB para el logro de los ocho objetivos de desarrollo del milenio.

Siguiendo las enseñanzas de Francisco de Asís, patrono de la ecología, conocido en todo el mundo como testigo de paz y de fraternidad, solicitamos que se coloque en el centro a la persona humana en todas sus dimensiones, pidiendo que sea promovido ulteriormente:

* el respeto de la dignidad y de la igualdad de la persona humana con el compromiso consiguiente de la construcción del bien común y del destino universal de los bienes;* un renovado esfuerzo hacia un desarrollo sostenible que garantice la realización de las necesidades de las generaciones actuales sin poner en riesgo posibilidades y satisfacciones a las futuras;* un crecimiento económico compatible con el cuidado ambiental y la distribución de beneficios entre todos los países.

Por eso os pedimos que, con solicitud, podáis comprometeros en la tarea de satisfacer de la mejor manera posible las expectativas y las necesidades del hombre de hoy.

Como Frailes Menores os aseguramos todo nuestro apoyo para este camino y os saludamos con las palabras de Francisco de Asís, fundador de nuestra Orden: “¡El Señor os dé su Paz!”.

  • Zaratustra dijo,

    La carta enviada al G-8 era necesaria en un momento en que la economía mundial está en crisis.

    Hablan allí de respeto a la ecología y poner al hombre en el centro, para que sea promovido en todas sus dimensiones; lo que es una aspiración notable.

    Humildemente creo que además, podría hacerse una mención más concluyente, frente a un tema específico, profundizando lo meramente ecológico; para solicitar el término de prácticas aberrantes de MALTRATO A LOS ANIMALES, cuestión que nos rebaja como especie “escogida por el Creador”.

    SAN FRANCISCO DE ASIS, seguro, estaría abogando incansablemente para crear conciencia, de que el respeto a los animales, nuestros “Hermanos Menores”, es el respeto por nosotros mismos.

    Espero, con la confianza puesta en Sán Francisco de Asís (y estoy seguro que él lo esperará también), que vuestra Declaración Final, de este 187º Capítulo General, hará honor a aquello por lo que el Santo de Asís es reconocido en todo el mundo, SU AMOR Y DEFENSA por los que NO pueden defenderse por sí mismos, los animales.

Add A Comment