PASCUAL CHAVEZ: “LA VIDA RELIGIOSA HOY ES MAS NECESARIA QUE NUNCA”

pascual-chavezTestimoni.org.- El Rector Mayor de los salesianos, el mexicano Pascual Chávez Villanueva, mantuvo, ayer tarde, un encuentro con religiosos y religiosas de Salamanca. El encuentro se ha realizado en el marco de la visita a la obra salesiana de María Auxiliadora de la capital del Tormes que, este año, celebra su centenario. Pascual Chávez, que también es el Presidente de la Unión de Superiores Generales, animó a los consagrados a “volver a Cristo, ponerlo en el centro de nuestra vida” e invitó a “recuperar el enamoramiento por Jesús”.

Hablando de las dificultades actuales por las que atraviesa la Vida Religiosa, el Rector Mayor de los salesianos señaló que “algunos piensan que va a desaparecer la vida religiosa”; “absolutamente no”, señaló, pues hoy la vida religiosa “es más necesaria que antes”. Aunque explicó que “no hay que perder de vista lo esencial”, pues a veces se ha identificado más “la función social que la profecía que representa”. “La vida religiosa no se identifica con la función social que realiza, sino con la misión que tiene de ser memoria viviente de Cristo Jesús. Ser memoria del modo de ser de Jesús, obediente, pobre y casto”.

Precisamente en el momento actual, a juicio de Pascual Chávez, es más necesaria la presencia de religiosos y religiosas. “En una Europa donde se va cancelando a Dios de los proyectos políticos, donde se vive como si Dios no existiera”, explicó Chávez, “lo que hoy justifica la vida religiosa es lo que somos, ser signos de la presencia de Dios en el mundo, metáforas del amor de Dios”. En otro momento de su intervención, el salesiano manifestó que religiosos y religiosas “estamos llamados a ser signos luminosos de la presencia de Dios; presentar más clara nuestra identidad y poner al centro de la vida la espiritualidad”. En este sentido subrayó la importancia de colocar al centro de la vida de comunidad la Palabra de Dios, la lectio divina, para “tener la mente de Cristo”, dijo, y la eucaristía. Identidad carismática, credibilidad y visibilidad fueron los tres aspectos que, por otra parte, señaló como necesarios en la renovación de la vida religiosa.

Otros de los elementos que hay que cuidar en la vida consagrada, según el religioso salesiano, es la vida de comunidad, como “modelo alternativo a la sociedad de consumo” y, siempre, tener presente la misión, “estar en las fronteras de la pobreza, de la exclusión”, pues la vida consagrada, apuntó, “toma en sus manos la causa de los más pobres”. A este respecto recordó el congreso internacional de 2004 en Roma que definió la vida consagrada como vida samaritana, para manifestar la “pasión por Dios y la pasión por la humanidad”.

2 comentarios

  • Francisco Z, Lantos

    14) La perdida de la vida religiosa, el hombre tiene una vida vacía sin ideales y se
    enferma psíquicamente, convierte el Amor en egoísmo y odio ente ellos: La
    religión que es capaz de regalar y mantener la Fe de un hombre, llenando así su vida y
    aportándole felicidad, además de de esto tiene otra ventaja, la de establecer una idéelo-
    guía común para sus sociedades,que sirve como base e “infraestructura” para todas sus
    actividades, que sólo de esta manera podría ser entendida en un conjunto para el bien-
    estar común. El grado de bienestar, naturalmente está directamente relacionado con el
    valor de la ideología de cada religión, que su vez depende del grado de la Verdad que
    posee sobre la Existencia.
    Ninguna de las religiones existentes cumplen hoy su misión, la de presentar la Vedad
    de sus doctrinas de una manera convincente y de crear una ideología común y una Fe
    viva entre sus seguidores. La causa de este desgracia es que la formación cultural del
    hombre contemporáneo es muy diferente a la de los hombres en que nacieron estas
    Religiones, y la interpretación de la filosofía básica de su fundador ya no es adecuada.
    Para restablecer la Fe y la ideología común en nuestras sociedades, tenemos que actu-
    alisar las interpretaciones de la subyacente Verdad de cada Religión según las circun-
    stancias socioculturales de cada civilización.

  • absolutamente deacuerdo con el padre Chávez, aunque hoy en dia observo un retorno a antiguas formas de vida entroncadas en la más pura tradición cristiana i más orientadas hacia la secularidad o contemplación que no devemos menospreciar. talvez sean estos los signos de los tiempos. estoy pensando en nuevas formas de eremitismo, ya sea urbano o rural, laicos consagrados, família de Charles de Foucauld y otros movimientos laicales como la Comunidad de San Egidio y otros con una gran vitalidad y compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *