BEATIFICACIÓN DEL P. HOYOS EN VALLADOLID

hoyos ivicon.- Mañana Domingo III de Pascua, 18 de abril, se celebrará en Valladolid la ceremonia de beatificación del jesuíta Bernardo Francisco de Hoyos. Ya está todo listo para la Eucaristía que tendrá lugar en la Acera de Recoletos, en el centro de la capital vallisoletana. La calle se convertirá en un gran templo al aire libre que dará cobijo a unas 20.000 personas llegadas de toda España.

Será la beatificación del Padre Hoyos el primer acto en el que Ricardo Blázquez participará ya como Arzobispo de Valladolid. Por la tarde bendecirá el nuevo altar dedicado al Padre Hoyos en la Basílica de la Gran promesa, un altar que lleva 51 años esperando la beatificación del jesuita responsable de la difusión por el mundo de la devoción al Sagrado Corazón.

Había nacido en Torrelobatón en 1711. Ingresó después en el noviciado que tenía en esa localidad la Compañía de Jesús, a punto de cumplir los 15, y pasará después por Medina del Campo (estudios de Filosofía) y Valladolid (estudios de Teología y ordenación sacerdotal). Todo, ya se ve, muy poco especial.

En su caso lo especial va por dentro: su vida de fe y amor con Cristo alcanza cotas poco comunes, con un perfil de vida mística semejante al de otros grandes santos (Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, M. Ángeles Sorazu…), viviendo ya con apenas 19 años lo que los teólogos llaman el desposorio espiritual con Jesús, en el contexto de una vida exterior de lo más común.

Es en ese marco donde hay que situar los acontecimientos que le suceden en mayo de 1733, cuando Bernardo cuenta con 21 años: Jesús le introduce en el misterio de su amor redentor por los hombres, y le pide que lo dé a conocer. A ello dedicará sus energías mientras le dure la vida, pues dos años y medio después contrae unas fiebres malignas, y muere.

Su proceso de beatificación no se introducirá hasta 1895, debido a los condicionamientos de la circunstancia histórica (dificultades que atraviesa en ese momento la Compañía de Jesús en España, y su posterior expulsión en 1767, etc.) que coincidieron, además, con los momentos más propicios para que prospere una causa (testigos contemporáneos, investigación directa de los hechos, escritos, etc).

Eso mismo explica por qué ha tardado tanto, pues tras comenzar la fase diocesana del proceso en 1895 y concluirla en 1899, enviando toda la documentación resultante a Roma para que diera comienzo la fase apostólica, la causa solo cobró ritmo a partir de la norma de la Santa Sede para las llamadas “causas históricas” (1930), en los que la falta de testigos contemporáneos se suple con una exhaustiva investigación historiográfica.

2 comentarios

  • MÓNICA SAURA ROMERO

    ME LLAMO MÓNICA SAURA ROMERO Y SOY UNA JOVEN CRISTIANA Y CATÓLICA Y SOY MUY RELIGIOSA Y MUY ESPIRITUAL.
    A MIS 39 AÑOS HE DECIDIDO DEJARLO TODO EN LA VIDA POR “JESUCRISTO” Y POR EL “EVANGELIO” Y ME VOY DE “MONJA CARMELITA DESCALZA DE CLAUSURA” A UN “MONASTERIO DE MONJAS CARMELITAS DESCALZAS DE CLAUSURA” QUE ESTÁ EN TOLEDO CAPITAL.
    MIS DIRECCIONES DE CORREO ELECTRONICO SON monicasauraromero@gmail.com Y monicasaura1970@yahoo.es por si alguna persona buena y cristiana y católica me quiere escribir para decirme algo bueno.

  • Pingback: BEATIFICACIÓN DEL P. HOYOS EN VALLADOLID | CatInfor.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *