VIERNES SANTO: BENEDICTO XVI (Catequesis)

viernesantoEl Viernes Santo hacemos memoria de la pasión y de la muerte del Señor. Jesús quiso ofrecer su vida en sacrificio por la remisión de los pecados de la humanidad, eligiendo con este fin la muerte más cruel y humillante: la crucifixión. Existe una conexión inescindible entre la Última Cena y la muerte de Jesús. En la primera Jesús entrega su Cuerpo y su Sangre, es decir, su existencia terrena, a sí mismo, anticipando su muerte y transformándola en un acto de amor. Así la muerte que, por naturaleza, es el final, la destrucción de toda relación, viene hecha por él acto de comunicación de sí, instrumento de salvación y proclamación de la victoria del amor. De este modo, Jesús se convierte en la clave para comprender la Última Cena, que es la anticipación de la muerte violenta en sacrificio voluntario, en acto de amor que redime y salva al mundo.

(Extracto de la catequesis general del Papa Benedicto XVI con motivo de la preparación para el triduo sacro. 31.03.10).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *