ASAMBLEA ANUAL UNIÓN SUPERIORAS GENERALES DE ESPAÑA Y PORTUGAL (USGEP)

Después de haberse reunido en Madrid, en la Casa de las Hermanas del Amor de Dios de la C/Asura, durante el día 19 de noviembre, la Asamblea de Superioras Generales de España y Portugal quieren hacer llegar el siguiente comunicado:

La Unión de Superioras Generales, (USGEP) Constelación de España y Portugal, hemos tenido nuestra Asamblea Anual, el día 19 de Noviembre.
Nos encontramos 75 Superioras Generales, y de ellas, 9 eran de Portugal.
Estuvo iluminando nuestra jornada, el P. José Cristo Rey, García P. (cmf) con la ponencia: “Mística y profecía de la Vida religiosa Hoy: Caminos y Oportunidades” En su reflexión nos compartió, que “la profecía nace de una misteriosa alianza entre el profeta y su Dios. La mística se despliega en la acción profética según la inspiración y orientación marcada por el Espíritu…” Su palabra hizo que brotara en nosotras un fluido compartir en el que todas nos enriquecimos con las experiencias de cada una, que nos enriqueció para seguir el Camino… y en la Eucaristía que él mismo presidió, celebramos todo lo que se nos había regalado en esta mañana…
En la tarde, nos compartieron su experiencia de vida y misión, la Comunidad Intercongregacional de Lavapies… el poder compartir con Maite, Marlen y Pepa, la experiencia que van teniendo en el barrio, con diferentes grupos con los que comparten la fe y la vida… fue un regalo que complementó todo lo que anteriormente habíamos recibido… ellas nos acercaron a su realidad: un mundo multicultural y con diferentes credos y experiencias “religiosas”, con quien intentan hacer ese tejido multicolor, y con todo lo que van generando de vida y ternura, de compasión y escucha…
Aprovechamos este tiempo, para todo lo que tenemos entre manos… compartir informes de la vida de la UISG, de donde procedemos, listados, memorias, economía, proyectos solidarios… dedicando también un tiempo, a presentarnos y a acoger, a las nuevas hermanas, que han asumido el servicio en este año.
Nos despedimos agradecidamente por lo vivido en ese día… por todo lo que fuimos generando de relaciones, en acogida, escucha y cercanía, y dimos Gracias a las Hnas del Amor de Dios, que con tanto cariño nos acogieron y acompañaron, compartiendo entre nosotras al final, cómo nos habíamos sentido en “nuestra propia casa”…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *