LA IGLESIA EN ESPAÑA APORTA MUCHO MÁS DE LO QUE RECIBE

(vidimusdominum.org/Tomado de VN.-) Nueva campaña de la declaración de la renta 2011, y el Episcopado insiste en el mensaje: “Marca la X de la Iglesia en la Declaración de la Renta. Ayúdanos para seguir ayudando”. Recalcan también que hacerlo no cuesta más, ni hace que devuelva menos; y que es compatible con la casilla de fines sociales, y retoman la urgencia de contar qué hace la Iglesia por la sociedad. “La Iglesia aporta mucho más de lo que recibe”, explica Fernando Giménez Barriocanal, quien recientemente detalló algunos aspectos que configuran actualmente la labor asistencial de la Iglesia en España. El dato principal: el conjunto de personas atendidas en instituciones eclesiales asciende a 2.700.000 millones. Durante la presentación de la campaña de la renta 2011 de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el martes 17 de mayo en Madrid, Barriocanal, vicesecretario de Asuntos Económicos de la CEE, aseguró que, a pesar de la crisis económica, las asignaciones en favor de la Iglesia aumentaron –hubo cerca de 66.000 más– y solamente se dejaron de ingresar tres millones de euros con respecto al ejercicio anterior. La recaudación ascendió a unos nada desdeñables 250 millones de euros. Para Antonio Algora, obispo de Ciudad Real y responsable del Secretariado para el Sostenimiento de la Iglesia, dotar de estos fondos a la Iglesia es rentable para la sociedad, aunque reconoce que es muy complicado “medir la profundidad de la ayuda que la Iglesia, hombres y mujeres de fe, hacen en esta época de crisis”. Valora, además, que las personas confíen parte de lo que pagan de impuestos a la Iglesia y, por ello, reivindicó que todo lo que esta recibe “es de las personas”. Independientemente del debate sobre la financiación con fondos públicos de la Iglesia, los datos son claros y evidencian el importante aporte que esta ofrece al conjunto de la sociedad. Durante un acto en el Foro Arrupe el pasado marzo, Barriocanal detalló algunos de los aspectos que configuran, actualmente, la labor asistencial de la Iglesia en España. Ese volumen de atención,  se ofrece en un total de 4.000 centros, repartidos en distintas áreas. En lo sanitario, 86 hospitales asisten a 517.909 personas al año; 55 ambulatorios y dispensarios, entre los cuales hay 31 centros para enfermos de sida y una leprosería, a 500.935. Los capellanes que realizan su labor de acompañamiento en ellos ascienden a 418 y son acompañados por miles de voluntarios. Ancianos, exprostitutas e inmigrantes Respecto a la ayuda a personas en situación de vulnerabilidad, la Iglesia dispone de 831 casas de ancianos, inválidos y minusválidos, donde son atendidas 68.853 personas. En 196 orfanatos y centros de tutela se da cobijo a 25.704 niños; en 68 sedes se acoge a 6.114 exprostitutas y víctimas de violencia machista. Los consultorios familiares y de defensa de la vida ascienden a 178, con 17.572 asistidos. La atención a los presos es llevada a cabo por 146 capellanes y 2.793 voluntarios. Para combatir a la pobreza, 1.465 espacios eclesiales ofrecen su ayuda a 870.409 personas. En cuanto a los inmigrantes en situación de dificultad, 439.082 extranjeros viven en 639 centros. Los toxicómanos, un total de 25.830, son atendidos en 78 sedes. Y, en tiempos de crisis y con un paro que ya alcanza los cinco millones de ciudadanos, la Iglesia promueve iniciativas de trabajo en 272 centros, para 76.420 asistidos; ofrece asistencia jurídica a 14.722 desempleados en 53 locales; y desarrolla 19 aulas de educación para la paz, en las que participan 12.217 personas. En la Memoria de Actividades que presentó el año pasado la CEE, correspondiente a 2008, se anunció que tales actividades ahorraron al Estado 30.000 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *