ILDEFONSO L. GARCÍA PALACIOS, CMF (ILDE): DESCANSE EN PAZ

Posted by Fernando Prado, cmf on 24 enero 2012 under noticias | Be the First to Comment

El misionero claretiano Ildefonso Luis García Palacios falleció en Granada hoy día 24 de enero de 2012 a los 25 años de edad.

Ilde, como le llamábamos cariñosamente, ha afrontado su enfermedad consciente en todo momento de la gravedad de la misma, puesto en las manos de Dios y haciendo de ella un motivo de seguimiento de Cristo muerto y resucitado. El 30 de noviembre escribía: «Hoy día 30 elSeñor me sigue llamando a un seguimiento más estrecho, uniendo a Getsemaní casi con la Cruz. Los médicos anuncian ya fallos en los pulmones y se plantea la sedación absoluta como realidad. […] Pidamos al Padre, que en estos momentos de oscuridad en nuestro seguimiento cotidiano descubramos que el Crucificado-Resucitado es quien nos sostiene».

El funeral tendrá lugar en Granada, día 25 de enero, a las 16 h., en la capilla de las Hospitalarias del Corazón de Jesús en la C/ Pedro Machuca 23.

Ilde nació en La Laguna (Tenerife) el 1 de marzo de 1986 e ingresó en la Congregación en el año 2003. Durante dos años residió en el Centro Juvenil Claretiano ─calle Lima, 14 de Sevilla─ estudiando 1º y 2º de Bachillerato en el Colegio Claret de esa ciudad. Comenzó el Postulantado Canónico en el mismo CJC el 7 de febrero de 2005. Este año, el 8 de septiembre, inició en Granada los dos años de Noviciado prescritos en la provincia de Bética. En Sevilla, coincidiendo con la clausura del Centenario de la Provincia, el 28 de octubre de 2007 emitió su primera profesión de manos del Rmo. P. José Mª Abella Batlle, Superior General. Continuó sus estudios institucionales en la Facultad Teológica de Cartuja (Granada), donde profesó perpetuamente el 23 octubre de 2011, de manos del P. Provincial, MRP. Félix Jesús Martinez Lozano. Dado el avanzado estado de su enfermedad, la profesión tuvo lugar en la Capilla del Hospital Ruiz de Alda de Granada.

 “Cuando haya fallecido un misionero, celebremos sus exequias con devoción, con fraterna caridad y con sencillez. Encomendemos al Señor con los sufragios prescritos, especialmente en la celebración de la Eucaristía, a los hermanos que nos precedieron en el servicio del Evangelio” (Constituciones n. 19).

Add A Comment