MONS. FRATINI EN LA SEMANA DE VIDA RELIGIOSA: “ESTAMOS AGRADECIDOS POR LA APORTACIÓN DE LOS RELIGIOSOS EN LA IGLESIA”

Posted by Fernando Prado, cmf on 10 abril 2012 under formacion, noticias | Read the First Comment

(MdCerca).- Ha comenzado hoy, con la fuerza habitual, la 41ª Semana Nacional de Vida Religiosa en Madrid. Bajo el lema “Vida evangelizadora y evangélica“, desde esta tarde, hasta el próximo sábado día 14, se celebra este importante congreso en el Colegio Calasancio de Madrid. Como es tradicional, el encuentro congrega durante la semana de Pascua a varios cientos de religiosos y religiosas de nuestro país. El ambiente es, inmejorable. Se ve a la vida religiosa contenta. Este año intervendrá clausurando la Semana el neoCardenal Prefecto de la CIVCSVA Mons. Joao Braz de Aviz, a quien la vida religiosa de nuestro país espera con mucha ilusión y, sin duda, acogerá con calor y agradecimiento.

Abrió las jornadas hoy el Nuncio de Su Santidad, Mons. Renzo Fratini, quien se hizo eco de la llamada de la Iglesia a la nueva evangelización, “ante los fuertes desafíos del mundo actual y la secularización”. “Hay una gran necesidad en toda la Iglesia de redescubrir el gozo de la evangelización, para llegar a ser una comunidad con celo misionero”, apuntó, “porque en la Iglesia, dijo, o somos misioneros o no somos“. Una misión, subrayó, para la que es imprescindible la vida religiosa.

El Nuncio ha invitado a los presentes a “ser capaces de ofrecer a las nuevas generaciones la educación en la fe, en el seguimiento y el testimonio, ayudando a entrar en una relación viva con Cristo y con el Padre”. Mons. Fratini remarcó en su alocución que “la aportación de la vida religiosa tiene una gran actualidad, y todos nosotros estamos agradecidos por la aportación de los religiosos en la Iglesia“. Sus palabras han sido bien acogidas y cerradas con una gran ovación de los presentes.

Continuó con la palabra el nuevo Rector de la Upsa, D. Ángel Galindo, quien subrayó “la gran labor que que los religiosos realizan por la sociedad” y “el gran valor de su experiencia”. “La vida religiosa es el alma de una vida evangelizadora auténtica”, señaló, insistiendo en la necesidad del compromiso diario por la Iglesia y por el mundo que nos ha tocado vivir. Según afirmó, “la Semana de Vida Religiosa organizada por el ITVR alimenta la vida espiritual y fomenta la unión con otros carismas, contribuyendo a la vez al sustento intelectual”.

El presidente de la Confer, P. Elías Royón habló también desde la mesa de la presidencia en los saludos y  apuntó que es imprescindible que la vida religiosa continúe su búsqueda sobre cuál es su misión evangelizadora en la Iglesia de hoy, siempre buscando ser equilibradamente audaces.

Finalmente, el P.Manuel Tamargo, Provincial de los claretianos de Santiago, dio la bienvenida a los participantes a esta Semana Nacional de Vida Religiosa que es, según dijo, “uno de los más importantes de la vida religiosa en España”. El P. Bonifacio Fernández, nuevo director del ITVR ofreció una presentación panorámica de lo que van a ser estas jornadas.

Depués de los saludos, Mons. Eusebio Hernández, agustino recoleto y Obispo de Tarazona, agradeció cariñosamente a los Misioneros Claretianos la invitación a participar en esta convocatoria y el servicio que los Claretianos prestan al campo de la vida consagrada en el mundo entero, así como la aportación que han hecho a la Teología de esta forma de vida. Expresó que la elección del tema había sido un acierto. A continuación, el Prof. Santiago Guijarro, con voz prestada, abordó en una precisa intervención el modo  de “evangelizar en labios de Jesús”, en la que advirtió “una relación de continuidad entre la actividad de Jesús, el envío prepascual a los discípulos y la misión universal posterior a la pascua”, en la que ahora nos encontramos.

Las jornadas comienzan con mucho interés de los participantes. La sintonía cordial entre los presentes y la actualidad del tema, con el Sínodo de la nueva evangelización y el próximo año de la fe en el transfondo, hacen de este congreso un verdadero encuentro de hermanos que viven y piensan la fe en común. El objetivo de estos días, como se ha apuntado no es otro que “ver cómo la misión evangelizadora configura la vida religiosa como vida auténticamente evangélica”. La riqueza de los ponentes y el calor de la fraternidad serán, un año más, las claves del éxito de estas jornadas.

Add A Comment