EL ESPAÑOL JOSÉ RODRÍGUEZ CARBALLO, OFM, NUEVO PRESIDENTE DE LA UNIÓN DE SUPERIORES GENERALES

Hoy, 23 de noviembre, la USG (Unión de Superiores Generales) ha concluído su Asamblea General en Roma. Durante la misma se ha  elegido la nueva directiva de este importante organismo.
 
Como Presidente de la Unión para el período 2012-2015, ha sido elegido el P. José Rodríguez Carballo, Ministro General de la Orden de Frailes Menores y como Vicepresidente el Prepósito General de los Jesuitas, P. Adolfo Nicolás.

La Asamblea Generalha elegido por una gran mayoría al P.  J. Rodríguez Carballo, español, de 59 años. El religioso es franciscano desde 1971 y fue ordenado sacerdote por el Papa Pablo VI en 1977. El 5 de junio de 2003 fue elegido por primera vez, Ministro General de los Frailes Menores y el 4 de junio de 2009 fue ratificado en el cargo.
 
“La vida religiosa está viva y por ello podemos hacer frente con humildad y confianza a los retos que tenemos por delante. Queremos reafirmarnos como testigos y agentes de la nueva evangelización, en diversas áreas de la vida y de acuerdo con los respectivos carismas”, dijo el presidente en su saludo de presentación. Asimismo, ha añadido. “Quiero expresar mi gratitud personal, seguro de interpretar también vuestro pensamiento, a Don Pascual Chávez, por los 6 años de su mandato.”
  
Los otros miembros elegidos del Consejo Ejecutivo de la USG son:
 • Don Bruno Cadoré (Orden de Predicadores – Dominicos)
• Don Mario Aldegani (Josefinos de Murialdo)
• Don Flavio Peloso (Obra Don Orione – Orionianos)
• Don Josep María Abella Batlle (Misioneros Claretianos)
• Don Eamon Fitzgerald (Trapenses)
• H. Emili Turú (Hermanos Maristas)
• Don Thomas Handgraetiner (Canónigos Regulares Premonstratenses)
• Don Richard Baawobr (Sociedad de los Misioneros de África)
• Don Javier Álvarez-Ossorio (Congregación de los Santos Corazones – Picpus.)
• Don Pedro Aguado Cuesta (Clerigos Regulares Pobres de la Madre de Dios – Escolapios)

Durante estos días, la Asamblea de la USG ha deliberado en torno al tema: “En la fidelidad evangelizamos y testimoniamos”. El Sínodo del 2012, la crisis económica y sus implicaciones para la vida consagrada.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *