MÜLLER SER REÚNE POR PRIMERA VEZ CON LA PRESIDENCIA DE LA LCWR

Ciudad del Vaticano, 15 abril 2013 (VIS).-”Los Superiores de la Congregación para la Doctrina de la Fe se han reunido esta mañana con la Presidencia de la Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas (LCWR) de los Estados Unidos de América. También ha participado en la reunión Mons. Peter J. Sartain, arzobispo de Seattle y delegado de la Santa Sede para la Evaluación Doctrinal de la LCWR” informa un comunicado de la Congregación para la Doctrina de la Fe.
 
“El arzobispo Gerhard Ludwig Müller, Prefecto de esa dicasterio, dado que esta era su primera oportunidad para encontrarse con la Presidencia de la LCWR, ha manifestado su gratitud por el gran aporte de las religiosas a la Iglesia en los Estados Unidos, como se puede ver especialmente en las numerosas escuelas, hospitales e instituciones de ayuda a los pobres que han sido fundadas y regidas por religiosas a lo largo de los años”.
 
A continuación, el Prefecto ha subrayado la enseñanza del Concilio Vaticano II sobre la importante misión de los religiosos para promover una visión de la comunión eclesial fundada en la fe en Jesucristo y en las enseñanzas de la Iglesia como ha sido fielmente enseñada a través de los tiempos bajo la guía del Magisterio. También ha hecho hincapié en que tanto la Conferencia de Superiores Mayores como la LCWR, existen para “promover los esfuerzos comunes entre los Institutos miembros, así como la cooperación con la conferencia episcopal local y con los obispos en particular. Por esta razón, dichas conferencias se constituyen y permanecen bajo la dirección de la Santa Sede”.
 
Por último, monseñor Müller ha informado a la Presidencia de que había discutido recientemente la Evaluación doctrinal con el Papa Francisco, que ha “reafirmado las conclusiones de la misma y el programa de reforma para esta Conferencia de Superiores Mayores”

 “Es el sincero deseo de la Santa Sede -concluye la nota- que esta reunión contribuya a promover el testimonio integral de las religiosas, basado en un firme fundamento de la fe y el amor cristiano, con el fin de preservarlo y fortalecerlo para el enriquecimiento de la Iglesia y de la sociedad para las futuras generaciones”.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *