JACINTO NÚÑEZ, DECANO DE TEOLOGÍA (Univ. Pontif. SALAMANCA): “SI NO EXISTIERA ESTE INSTITUTO DE VIDA RELIGIOSA, HABRÍA QUE CREARLO”

Las clases del Instituto Teológico de Vida Religiosa de Madrid ya habían comenzado el lunes, pero ayer, jueves, se celebraba la inauguración oficial del curso 2013-14. Después de una misa presidida por el decano de teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, el acto académico tuvo tres partes diferenciadas: lectura de la memoria académica del curso pasado, Lectio Inaugural y palabras de la presidencia.

En la presidencia, el decano de la facultad de Teología de Salamanca, D. Jacinto Núñez, el P. Gonzalo Fernández (Gobierno General de los Misioneros Claretianos) y el P. Bonifacio Fernández (Director del ITVR). Tras la lectura de la memoria, por primera vez, una mujer ofrecía la Lectio Inaugural en el ITVR. La profesora Carmen Martínez, HCSA ofreció una interesante y bien trabada conferencia sobre los 50 años del documento Perfectae Caritatis. Entre el público presente, además de los alumnos del ITVR y otros interesados, se encontraban algunas autoridades académicas (Catedráticos, profesores…) y también eclesiales (CONFER, Comisión Ep. de Vida Consagrada-CEE).

Durante las palabras de la presidencia, sorprendieron gratamente a los presentes las palabras del propio decano de la Facultad, D. Jacinto Núñez, quien quiso resaltar y recordar expresamente  lo que la Universidad y la Iglesia española deben al ITVR, que desde hace tantos años lleva alumbrando e iluminando a la vida religiosa de España y más allá de nuestras fronteras. En sus propias palabras, el decano quiso hacer un “agradecimiento institucional expreso de la Universidad a los Misioneros Claretianos por haber querido asociar este prestigioso Instituto de Vida Religiosa a la Universidad Pontificia de Salamanca. Un instituto teológico que realiza una labor docente, investigadora y difusora extraordinaria, incluso más allá de las fronteras geográficas de nuestro país”. “Si no existiera este Instituto –afirmó don Jacinto– habría que crearlo”.

El acto concluyó con una invitación a los asistentes a compartir un momento de confraternización y a comenzar con ilusión renovada el nuevo curso.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *