Carta circular de la CIVCSVA: “LÍNEAS ORIENTATIVAS PARA LA GESTIÓN DE LOS BIENES…”

(L´Osservatore Romano.-) Bajo el título “Líneas orientativas para la gestión de los bienes en los institutos de vida consagrada y en las sociedades de vida apostólica” la CIVCSVA ha hecho pública hoy, día 5 de agosto, una breve carta circular con el fin de ofrecer a ecónomos y responsables de las comunidades religiosas “sugerencias útiles para la reorganización de las obras”. A comienzos del mes de septiembre, la editorial Publicaciones Claretianas pondrá al servicio de la vida consagrada esta breve circular.

El documento, que lleva fecha del 2 de agosto, está firmado por el Cardenal Prefecto Joao Braz de Aviz y por el Arzobispo Secretario, el franciscano José Rodríguez Carballo. El documento es fruto del simposio sobre la economía que tuvo lugar del 8 al 9 de marzo pasado en la Pontificia Universidad Antonianum. El tema de los trabajos se refirió precisamente a la gestión de los bienes eclesiásticos religiosos “al servicio del humanum y de la misión de la Iglesia”. El Papa Francisco había intervenido con un articulado mensaje donde invitaba a “testimoniar y vivir el principio de gratuidad y la lógica del don, para oponerse a una economía de la exclusión y de la iniquidad”.

Por lo demás, explica la carta circular, “el campo de la economía es instrumento de la acción misionera de la Iglesia”. Y dado que el simposio reafirmo que los bienes de los institutos religiosos son “bienes eclesiásticos”, “la necesidad de bienes económicos no debe superar nunca el concepto de los “fines” a los cuales ellos deben servir”. En efecto, en el espíritu de pobreza que caracteriza a las comunidades religiosas, el uso de los bienes debe estar orientado al “desarrollo de la misión”.

He aquí por qué, al indicar en la gestión transparente y profesional de los bienes de los institutos religiosos un medio útil para su misión, la carta circular desea —en la línea de las conclusiones del simposio— una atención a la dimensión evangélica de la economía, construida por  la fraternidad y la comunión. El texto contiene, por último, una invitación a dar a conocer el contenido del documento y hacer llegar al Dicasterio, antes del 31 de enero próximo, posibles observaciones y sugerencias. Todo parece apuntar a que en un futuro no muy lejano la CIVCSVA pudiera hacer público un documento de mayor entidad sobre la cuestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *