ELISABETH JOHNSON: “TODA ESTA INVESTIGACIÓN ES UNA PÉRDIDA DE TIEMPO”

(The Whashington Post/NCReporter/MdC.-) La conocida teóloga norteamericana Elizabeth Johnson, profesora de teología en la Universidad de Fordham, se ha hecho presente en la asamblea anual de la LCWR (Nashville, Tenn.) para recoger el premio (Outstanding Leadership Award) que esta organización eclesial -que representa al 80% de las más de 51.000 religiosas de los Estados Unidos- le ha dedicado.

El pasado mes de abril, el cardenal Gerard Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, hablando con franqueza a la Presidencia de la LCWR en su visita a la Roma, les advirtió de que hacer un reconocimiento de este tipo a la Hermana Elisabeth Johnson sería tomado en la Santa Sede como una provocación:

“Me entristece enterarme de que ustedes han decidido conceder el Premio al Liderazgo Extraordinario durante la Asamblea de este año a una teóloga criticada por los Obispos de los Estados Unidos debido a la gravedad de los errores doctrinales en sus escritos. Es una decisión que será vista como una provocación abierta contra la Santa Sede y la Evaluación Doctrinal. No sólo eso, sino que aleja aún más a la LCWR de los Obispos”.

Sin embargo, en su discurso de aceptación del premio, la Hermana Elisabeth Johnson se ha expresado en los siguientes términos: “A día de hoy, nadie, ni yo, ni la comunidad teológica, ni los medios de comunicación, ni el público en general sabe cuál es la cuestión doctrinal que está en juego” y ha defendido que lo que ella ha escrito no se corresponde con lo que dicen que ella ha escrito. “soy responsable de lo que he escrito, pero no de lo que no he dicho ni de lo que no pienso”, ha afirmado la teóloga.

Durante el discurso, que duró algo más de veinte minutos y fue cerrado con una gran ovación por parte de la asamblea, la Hermana Elísabeth Johnson agradeció a las más de 800 hermanas de la LCWR allí reunidas el apoyo brindado a su labor, indicando que “las ventas de los libros se han disparado después de las críticas recibidas de parte de los Obispos”.

“Cuando las necesidades del mundo son inmensas, y en un momento en que la autoridad moral de la Jerarquía se está desangrando debido a los escándalos financieros y al horroroso abandono de su deber ocultando los abusos sexuales del clero a los niños, y que a día de hoy todavía siguen siendo tapados en varios lugares, provocando que miles de personas se estén marchando de la Iglesia, es incuestionable que toda esta investigación es una pérdida de tiempo y de energía”.

Para ampliar la noticia, click en los siguientes links (en inglés):

Washington Post: Click AQUÍ

National Catholic Reporter: Click AQUÍ

Un comentario

  • Rosa María

    sí, es lamentable que se pierda tan valioso tiempo en lo que no tiene sentido. Y así se continúa manchando la Iglesia de Cristo y continúan marchándose nuestros hermanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *