LUIS ÁNGEL DE LAS HERAS (CONFER): “EL AÑO DE LA VIDA CONSAGRADA ES UNA OPORTUNIDAD PARA TODA LA IGLESIA”

Posted by Fernando Prado, cmf on 12 enero 2015 under entrevistas, opinión | Be the First to Comment


(Agencia SIC.-)
El 2015, al que acabamos de dar la bienvenida, es el año dedicado a la Vida Consagrada y Luis Ángel de las Heras, presidente de la Conferencia Española de Religiosos (CONFER), nos cuenta qué supone esta noticia para CONFER, y nos da una serie de pistas para solventar la crisis vocacional que sufre la Iglesia.

P. Lleva ya un año al frente de la Conferencia Española de Religiosos (CONFER), ¿qué balance hace de este tiempo?

R. Efectivamente, el 13 de noviembre pasado hizo un año, aunque solo un tiempo después pude hacerme cargo de lo que suponía esta responsabilidad. No todo está escrito en los documentos y hay que ir descubriéndolo en la realidad.

Ha sido un período intenso. Comienzo por destacar las personas que trabajan en CONFER con una espléndida dedicación la Vida Consagrada. Empezando por la Vicepresidenta, Mª Rosario Ríos y la Secretaria General, Julia García Monge. Consagrados y consagradas apasionados/as, que aman esta vida y sus familias religiosas y que construyen generosamente comunión, compromiso, formación, nuevos caminos del Espíritu para una Vida Consagrada a la altura de estos tiempos en la Iglesia para el mundo. Igualmente laicos y laicas que trabajan en la sede nacional, donde hay un equipo de personas estupendas, en otras sedes y, por supuesto en el día a día de las congregaciones y los institutos con esa misma altura de miras.

He podido comprobar también, en muchas Iglesias particulares que he visitado, con muchos pastores, obispos y sacerdotes, el aprecio por la Vida Consagrada y el sincero deseo de trabajar juntos y en comunión. En este sentido, he de reconocer con gratitud las buenas relaciones con el Presidente, el Vicepresidente y el Secretario General de la CEE y con los miembros de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, especialmente su presidente, Mons. D. Vicente Jiménez. Igualmente con el Sr. Nuncio, Mons. D. Renzo Fratini, quien, en nombre del Santo Padre, nos ha expresado su afecto y consideración en repetidas ocasiones.

He podido experimentar también la comunión con la Congregación de Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica (CIVCSVA) recibiendo su impulso y respaldo y manteniendo una fluida comunicación.

Es un gozo poder resaltar lo positivo de este tiempo. Por lo aprendido, por lo recibido, por lo que se nos ha dado, coincidiendo además con la convocatoria del Año de la Vida Consagrada. Todo ello es motivo de alegría, pasión y esperanza.

P. ¿Cuál es el cometido principal de CONFER? ¿Cómo está estructurada?

R. Como consta en nuestros estatutos, el fin fundamental de la CONFER es animar, servir y promover la Vida Religiosa, la Vida Consagrada, uniendo esfuerzos de todos sus miembros. Además, CONFER procura la conveniente coordinación y cooperación con la Conferencia Episcopal Española y con cada uno de los Obispos en las cuestiones de interés común, al servicio de todo el Pueblo de Dios, con espíritu de comunión.

Desde la sede nacional se organizan actividades y se ofrecen recursos para lograr estos objetivos. Así, se da a conocer la naturaleza de la Vida Consagrada, se promueven procesos de formación permanente en los/as consagrados/as residentes en España; se fomenta la relación con los laicos, se apoyan iniciativas conjuntas —intercongregacionales— en los diversos campos del apostolado, se representan los intereses comunes ante las autoridades eclesiásticas y civiles.

Por otro lado, hay una estructura que denominamos de Regionales y Diocesanas para promover la vida y las actividades de la CONFER en toda España. De este modo se fomentan más directa y adecuadamente en cada lugar las relaciones mutuas de los consagrados y consagradas entre sí, con los Obispos y las Iglesias particulares y se favorece una mejor colaboración eclesial.

Las CONFER Regionales tienen como ámbito territorial la demarcación correspondiente a cada autonomía administrativa, teniendo en cuenta, en la medida de lo posible, la demarcación eclesiástica. Por su parte las CONFER Diocesanas coinciden con las diócesis españolas en las que están establecidas.

P. Este año se celebra el Año de la Vida Consagrada, ¿qué supone esto para CONFER?

R. Desde que se anunció ha supuesto inquietud y cuidado para orientar las actividades que se organizan cada año con esta clave y proponer otras para la ocasión.

Me parece que esta iniciativa del Papa es una gran responsabilidad y una gran oportunidad que ha de aprovechar toda la Iglesia. Cualquier iniciativa universal que señala una parte del pueblo de Dios debe animar a las otras a hacerla suya.

En CONFER hemos organizado una comisión con motivo del Año. En ella hemos elaborado un plan de acción que, con sus oportunas estrategias, responde a tres objetivos operativos: profundizar en el significado y compromiso de la Vida Consagrada en la actualidad, dar a conocer esta forma de vida a la Iglesia y a la sociedad y celebrar el don de esta vocación y misión.

Con la celebración del Año esperamos tomar más conciencia de ser parte humilde del engranaje de esta Iglesia en estado permanente de misión para salir hacia los límites de nuestro mundo, manteniendo con nuestro peculiar estilo de consagración y misión la tensión transformadora hacia el Reino.

P. Además usted es desde el año 2012 Superior Provincial de los Misioneros Claretianos, ¿es difícil compaginar los dos cargos?

R. Ciertamente hay que hacer un esfuerzo por compatibilizar las dos responsabilidades. Por ejemplo, cuando se dan conflictos de fechas y hay que decidir qué es lo más importante. En otras ocasiones se pueden combinar tareas y aprovechar desplazamientos para atender asuntos de CONFER y de la Provincia. Tanto en una como en otra hay dos claves que ayudan. En primer lugar, la inestimable colaboración de las personas de CONFER y del equipo provincial en las tareas, puesto que no son encomiendas que se tengan que realizar en solitario. En segundo lugar, la actitud de servicio generoso que permite llegar hasta donde se puede, libre, voluntariamente y en nombre del Señor Jesús, con paz y alegría.

P. Últimamente se habla mucho de crisis vocacional, ¿es verdad que existe esta crisis? ¿Cómo se puede solucionar?

R. Todos reconocemos que hay crisis vocacional. Es uno de los fragmentos de la crisis que vive nuestro mundo, nuestra Iglesia, nuestra Vida Consagrada, particularmente en Europa en estos tiempos. ¿Qué se puede hacer? Ante todo hay que aumentar la confianza en el Dueño de la Mies. Después, bien se puede pensar que la solución tendrá que ser parte de otra, más amplia y global, para una situación de crisis general como la que padecemos.

No obstante, hay algunas pistas parciales. Por un lado, en el estilo de vida de los consagrados/as, mayor coherencia, como don que hay que pedir y tarea en la que hay que empeñarse. Por otro, en pastoral vocacional, aunque ya se está trabajando mucho y bien, se pueden conjugar, cada vez más, tres verbos: agradecer (las vocaciones a esta forma de vida y la propia vocación), valorar (la identidad y misión de esta vocación) y regalar (darse, gastando el tiempo en el acompañamiento a cada persona para llevarla a Dios).

P. ¿Qué proyectos y retos se presentan en CONFER para el año 2015?

R. En primer lugar contribuir al Año de la Vida Consagrada tal y como he descrito antes. En segundo lugar, alentar el compromiso de consagrados/as con las periferias desde nuestra centralidad en Dios, tal y como manifestamos en la última Asamblea General bajo el lema Vayamos a la otra orilla (Mc 4,35). En tercer lugar, preparar con esmero el tema de la XXII Asamblea General de CONFER, que se celebrará, D.m., del 10 al 12 de noviembre de este año 2015 y que procurará iluminar sobre el servicio de la autoridad evangélica en la Vida Consagrada. Por último, seguiremos creciendo en nuestra contribución a una eclesiología de comunión, sobre todo en las Iglesias particulares donde nos insertamos, con los laicos y, por supuesto, entre institutos para desarrollar más la intercongregacionalidad.

P. Con motivo del Año de la Vida Consagrada el pasado noviembre se promovió desde CONFER una oración tuitera con el hashtag  #Prayforreligious, ¿Apuestan por las nuevas tecnologías y canales de información para llegar a la gente?

R. Todos vamos utilizando las nuevas tecnologías para la evangelización. A nosotros nos parece que es una excelente forma de darnos a conocer, mostrar quiénes somos los consagrados y consagradas y lo que hacemos. Esta oración tuitera es una idea del servicio de comunicación de CONFER, que queremos pueda ser lanzada en algún momento desde el Twitter oficial del Papa Francisco @Pontifex.

En este campo, con motivo del Año, hemos estrenado portal de la web oficial de CONFER (www.confer.es) y hemos abierto una web nueva expresamente dedicada al Año de la Vida Consagrada (http://xn--aodelavidaconsagrada-36b.confer.es/). Igualmente hay un canal YouTube Ivicon CONFER donde se encuentran ponencias, testimonios, etc. a los que es posible acceder también desde las web. Así mismo, desde hace un año estamos presentes en Facebook y hace un poco más en Twitter. Nuestra presencia en estos medios es parte de la presencia evangelizadora de la Iglesia.

Add A Comment