PRESENTACIÓN DE PALABRA Y VIDA 2018 EN MADRID

(Claretianos.es.-) Al hilo de los comentarios al Evangelio para la tradicional publicación Palabra y Vida, la editorial Publicaciones Claretianas junto a la Delegación de Catequesis de la Archidiócesis de Madrid, convocaron a más de 380 personas para oír la conferencia de Mons. Víctor Manuel Fernández, rector de la UCA, reconocido pastoralista y único teólogo citado por el Papa Francisco en la Exhortación apostólica Evangelii gaudium.

Con hondura teológica y estilo divulgativo, el también Arzobispo de Tiburnia invitó a los asistentes a reflexionar serenamente la Palabra de Dios, y a buscar lo que de permanente hay en el mensaje bíblico: “Cuando uno está enamorado, no hay prisa. Con la Palabra debería pasar lo mismo. Cuando Jesús nos llama amigos …es para degustarlo”.

Y desde esta óptica, desde este sabernos amados por Dios, el arzobispo quiso revelar la gran ayuda que para nuestras vidas puede tener la Palabra. Es por ello que pasó a una segunda parte de la conferencia en la que buscó precisar cómo ésta nos interpela directamente. Aunque a veces nos incomode. “Aún en estos casos, Dios siempre nos espera y nos anima a empezar de nuevo. Pero yo os exhorto a no dejar nunca de preguntarnos las razones”. Eso sí, anclados en la centralidad del mensaje del Evangelio. “Pues todo lo que no se separa de este centro, se renueva. Así también la Iglesia. Vibrar en el kerygma, en el gozo de no tener más mandamiento que el del amor, que nos simplifica toda la ética, hace a la Iglesia atrayente para el hombre. De lo contrario, nos perderíamos en una maraña de normas y doctrinas”.

Por su parte, el Cardenal Carlos Osoro, presente en la mesa junto a Manuel M. Bru, y al director editorial de Publicaciones Claretianas, Fernando Prado, cmf agradeció en nombre de la diócesis la presencia de Mons. Fernández, así como “el horizonte que revelan sus palabras”.

 

“No es fácil seguir al Papa” 

En un encuentro posterior con periodistas, reflexionó sobre diversas cuestiones, como la Jornada de los pobres convocada este año por primera vez por el Papa Francisco: “Creo que esta jornada ha de venir a recordarnos el sentido social que tenemos todos los cristianos. Una jornada que despierte procesos, y no tanto de conquistar una fecha en el calendario”. Y de esta manera subrayó el papel que el Papa sueña para la Vida Consagrada: “Una Vida Consagrada que combine una honda experiencia espiritual con un compromiso social, es decir, con una vida pobre, testimonial. Y estas dos cosas íntimamente unidas provocan una enorme atracción para el mundo. Fijémonos, por ejemplo, en la Madre Teresa de Calcuta”.

Al mismo tiempo, cuando fue preguntado por la actitud del Papa frente a diversas cuestiones, y las resistencias que puede encontrar en la Iglesia y en el mundo, el compatriota de Francisco respondía: “No es fácil seguir al Papa. Él va varios años por delante en muchas cuestiones, pero quizá gracias a su sólida formación como religioso, mantiene una libertad enorme de espíritu. Y las críticas no le hacen mella, porque tiene una gran confianza en Dios. Siente que está respondiendo a un pedido de Dios, a una llamada, y entonces da lo mejor de sí, sin perder el sueño por lo que otros piensen”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *