Los franciscanos de hoy miran hacia el futuro (187º Capítulo General)

img_7657Una conferencia de prensa celebrada ayer día 22 de mayo en la Sala “Duns Scoto” de la Curia General de los Hermanos Menores, en Via S. Maria Mediatrice 25, Roma calienta los motores y las expectativas de cara al 187° Capitulo general de la Orden de los Hermanos Menores que se celebrará en Asís desde mañana 24 de mayo al 20 de junio próximos.

Han intervenido Fr. José Rodríguez Carballo (Ministro General), Fr. Francesco Bravi (Vicario General) y Fr. Francesco Patton (Secretario del Capitulo).

Las intervenciones de los relatores y las preguntas de los periodistas presentes se han referido, sobre todo, al tema del Capitulo “Verbum Domini nuntiantes in universo mundo” (anunciadores de la Palabra del Señor en todo el mundo) la situación de la Orden hoy y la agenda de los trabajos capitulares. Uno de los momentos de mayor interés se tendrá, ciertamente, el jueves, 4 de junio, cuando los 152 delegados presentes elegirán al nuevo Ministro General de la Orden de los Hermanos Menores. Como ya anunciamos en masdecerca, presidirá la elección el Delegado Pontificio, Su Emcia. Rev. Cardenal José Saraiva, cmf.

La oficina de prensa ofrecerá puntualmente información del desarrollo del Capitulo a través del sitio oficial de la Orden (http://www.ofm.org).

Un comentario

  • Zaratustra.

    Señores Sacerdotes Franciscanos:

    Soy un NO creyente, pero con una excepción; asisto a vuestros actos religiosos con toda mi familia, cada Cuatro de Octubre en mi país, para la bendición de los animales que tenemos.

    Es por ese detalle (el reconocerlos a Uds. como los continuadores del gran SAN FRANCISCO DE ASIS y sus idéas), que quiero solicitarles algo muy especial: En este 187 Capítulo General de la Orden de los Hermanos Menores, hagan una DECLARACION, dirigida a la conciencia del mundo cristiano….Que termine el horrible maltrato a los ANIMALES, nuestros verdaderos “Hermanos Menores”.

    Si lo hacen estoy seguro, que Sán Francisco de Asís, saltará en su tumba de alegría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *