IN MEMORIAM: P. IGNACIO IGLESIAS, SJ

ignacio-iglesiasEste blog se siente en la obligación de hacerse eco de la noticia del fallecimiento del P. Iglesias, toda una figura señera en la historia reciente de la Vida Consagrada española.

En la madrugada del día 11 de septiembre de 2009, a los 84 años de edad, y en el día en que cumplía 68 años en la Compañía de Jesús, falleció el P. jesuita Ignacio Iglesias González. Fue provincial de León, Asistente de España en Roma, Provincial de España y presidente de la CONFER (1982-1986). Asimismo dirigió durante muchos años el Secretariado Interprovincial de Ejercicios de los jesuitas españoles y la Revista de Espiritualidad Manresa y fue un cercano colaborador del P. General Pedro Arrupe durante casi diez años que consideró como una “gracia”.

El P. Ignacio Iglesias nació en Monleras, provincia y diócesis de Salamanca el 26 de mayo de 1925, en una familia de seis hermanos de los cuales cuatro siguieron la vida religiosa. Hizo sus estudios primarios en su pueblo natal y con doce años ingresó en la Escuela Apostólica de Carrión donde fraguó su vocación y estudió humanidades. Fue admitido en la Compañía en la Provincia de León, entrando, en el noviciado de Salamanca, el 11 de septiembre de 1941, donde hizo igualmente cuatro años de juniorado. Tras la filosofía y el magisterio en Comillas, estudió la Teología en Frankfurt. Fue ordenado sacerdote el 30 de julio de 1956. Trabajó como espiritual de los alumnos en Carrión y León antes de la Tercera Probación en Gandía en el curso 1960-61.

Destinado a Comillas (Santander) fue Vicerrector del Seminario Menor entre 1961 y 1965 y a continuación Rector del Colegio Máximo hasta 1966, en que fue nombrado Provincial de León. En 1972 marchó a Roma como Asistente de España y cercano colaborador del P. Pedro Arrupe, un período del que él ha escrito que “después de la vida y la fe, que incluye como es obvio a mi familia, y después de la llamada del Señor a la Compañía de Jesús, los nueve años y medio vividos con Arrupe han sido la gracia más importante de mi vida”. En 1981 fue nombrado Provincial de España. Fue Presidente de la CONFER entre 1982 y 1986. En 1987 pasó a vivir con los estudiantes en formación jesuitas, en la Comunidad de San Leopoldo (Madrid), asumiendo la dirección del Secretariado Inter­provincial de Ejercicios y de la Revista Manresa.

De entre su bibliografía destaca la obra editada por Gianni La Bella, “Pedro Arrupe, General de la Compañía de Jesús. Nuevas aportaciones a su biografía”. Detrás del editor hay dos protagonistas indiscutibles aunque latentes: Ignacio Iglesias S.J. y Urbano Valero S.J.. En el libro aparece además su muy valorada aportación: “Aportaciones a su biografía interior”, en referencia al P. Arrupe.

Desde 2005 Ignacio Iglesias vivía en la residencia jesuita de Valladolid (que aglutina diversas obras de la Compañía en esta ciudad) donde daba ejercicios, escribía, colaboraba en las Eucaristías de la iglesia…, y era, según sus últimos compañeros “un poco el hermano-padre de todos, con paciencia infinita, apuntándose a todas las obligaciones, hasta el punto de ir a fregar los platos después de comer con su muleta…ha sido para nosotros como una réplica entrañable de Arrupe”.

Aunque permanecía en activo y continuaba impartiendo numerosas tandas de Ejercicios, desde hace unos años padecía un proceso canceroso que puso en serio peligro su vida, lo que le dio ocasión, con pleno conocimiento, para mostrar una serena y gozosa aceptación de la muerte. Inesperadamente la enfermedad tuvo una mejoría que le ha permitido unos años de intenso apostolado y de casi continuas tandas de Ejercicios Espirituales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *