“Tristeza y disconformidad” ante la falta de colaboración en la Visita Apostólica a las religiosas norteamericanas

Posted by Fernando Prado, cmf on 29 enero 2010 under noticias | Read the First Comment

monjas1(CNS/InfoCatólica/MdC.-) La Visitadora Apostólica a las congregaciones religiosas de EEUU se queja de la falta de colaboración de las monjas. La Hna. Mary Clare Millea, religiosa que está a cargo de la Visita apostólica ordenada por el Vaticano a las comunidades de religiosas de EEUU, ha manifestado su «tristeza y disconformidad» ante las congregaciones que se han negado a cumplimentar el cuestionario que forma parte del proceso. El cardenal Rodé pide a la Hna Millea que vuelva a solicitar la respuesta al cuestionario. La visita apostólica fue ordenada por el cardenal Franc Rodé, prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica y tiene como objeto averiguar la calidad de la vida espiritual y eclesial de las congregaciones de religiosas estadounidenses. La investigación abarca a 67.000 religiosas del país, quedando fuera de la misma las monjas de clausura.

En una carta fechada el 12 de enero y dirigida a las religiosas, la Hna Mary Clare Millea -que está al frente del estudio de las 341 congregaciones- explica las circunstancias de su reciente viaje a Roma, su visita al cardenal Rodé y sus preocupaciones sobre la respuesta al cuestionario. La madre Millea urge a quienes no habían respondido a hacerlo.

“El cardenal”, explica la Hna Millea, “se alegró de conocer las respuestas claras y sinceras de muchas congregaciones al cuestionario. No obstante, también compartí con él mi tristeza y disgusto porque no todas las congregaciones han respondido a esta fase de diálogo con la Iglesia de una manera que sirva plenamente a la finalidad y los objetivos de la Visita apostólica”.

“Él me animó a pedir a quienes todavía no han respondido por completo a que reconsideren su respuesta en la oración. Así pues, acojo esta oportunidad, para una vez más invitar a todas las superioras mayores que no cumplimentaron plenamente el cuestionario a hacerlo”, añadió.

En un email del miércoles 27 al Catholic News Service (servicio de noticias de la Conferencia de Obispos de los EEUU), M. Clare explicó que la intención de esa carta es “invitar a quienes respondieron de forma incorrecta” a reconsiderar su respuesta al cuestionario y el proceso de la Visita Apostólica. “La cooperación con la Visita Apostólica debe entenderse, más que simplemente como una obligación, como una oportunidad y un medio privilegiado para que las religiosas compartan sus esperanzas, sus puntos fuertes y sus dificultades”, dijo.

El anuncio de la Visita el pasado año sorprendió a muchas comunidades religiosas, que plantearon muchas dudas sobre su finalidad, Se cuestionó también la poca información sobre qué había movido a la congregación vaticana a ordenar la investigación y por qué las religiosas de Estados Unidos eran las destinatarias de la misma. Diez meses después el cardenal Rodé dijo en Radio Vaticano que la investigación era una respuesta a las preocupaciones relativas a “algunas irregularidades o defectos en la vida religiosa norteamericana. Principalmente, se puede decir, se refieren a una cierta mentalidad secularizada que se ha extendido en estas familias religiosas y, quizas también, a un cierto espíritu `feminista´”.

Algunas religiosas manifestaron a los medios de comunicación que desconfiaban de la Visita y que se proponían no colaborar plenamente con la investigación.

Las congregaciones tenían plazo para responder hasta el 20 de noviembre, pero las respuestas comenzaron a recibirse en las oficinas de la Visita, en Hamden, Connecticut, en diciembre, explicó la M.Clare en un email a CNS. Las tres partes del cuestionario requerían información sobre los miembros de la congregación, el modo de vida, las tareas en las que participaban sus miembros, la vida espiritual, incluyendo la práctica de la oración y la frecuencia de la asistencia a la Misa, y la promoción de vocaciones.

Después de que varias cogregaciones mostraran su preocupación por la información requerida en una parte del cuestionario, M.Clara, con la aprobación del cardenal Rodé, decidió eliminar tres preguntas, relativas al numero de miembros, datos financieros y bienes que las congregaciones tienen en propiedad o administran.

La Hna. Mary Waskowiak, superiora de las Hermanas de la Misericordia de las Américas, aseguró a The Associated Press que varias hermanas le habían dicho que dejaron en blanco algunas partes del cuestionario, y que otras habían enviado al Vaticano simplemente copia de sus constituciones.

  • Sr. Ofelia Roibas dijo,

    We, the Srs. of St. Philip Neri work in Miami, Fort Lauderdale and Reno and at the present time 2/3/10 have not received any questionnarie. We are listed in the catholic directory. Our MOther General has not received any thing either. She resides in Spain.
    Pleae, let mi know if I can work with you in this regard.

    Thank you,

    Sr. Ofelia

Add A Comment