COLOQUIO-PRESENTACIÓN DEL LIBRO “SIGNUM COMMUNIONIS” (PUBLICACIONES CLARETIANAS) EN EL ITVR DE MADRID

En el marco de un coloquio sobre la vida consagrada, la editorial Publicaciones Claretianas presentó ayer en Madrid, en el salón de actos del Instituto Teológico de Vida Religiosa, la obra Signum Communionis, del profesor Gonzalo Tejerina Arias, actual decano de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca.

Un grupo numeroso de autoridades académicas, miembros de la familia agustiniana, alumnos del ITVR y público en general se dio cita en el acto para reflexionar sobre el carisma de la vida consagrada en la comunión eclesial. El coloquio fue organizado por la editorial de los claretianos y el propio Instituto Teológico de Vida Religiosa de Madrid.

En la mesa que presidía el acto estaban Mons. Eusebio Hernández Sola, obispo de Tarazona y miembro de la Comisión Episcopal de Vida Consagrada de la Conferencia Episcopal Española, el P. Domingo Amigo González, Presidente de la Federación Agustiniana de España, el autor del libro y el P. Fernando Prado, director de la editorial.

“El tema de la comunión, que trata el libro, es el alma y el objetivo más importante de mi vida y sigue siendo el proyecto más ilusionante en la Iglesia local que el Papa me ha confiado”, declaró D. Eusebio.

El autor, por su parte, afirmó que el libro es “una verdadera eclesiología aplicada a la vida consagrada” y que “nace de la necesidad y vivo deseo de tratar este tema desde un punto estrictamente teológico”. El profesor Gonzalo Tejerina incidió en el tema de la “misión compartida”, apuntando que estamos en un tiempo nuevo en que la propia expresión de esta conocida realidad se queda un tanto corta. “Hemos de ir más allá y dar pasos hacia una verdadera comunidad religiosa y laical, en el sentido más amplio de las palabras, tomando como modelo los cuatro principios que se nos describen en los Hechos de los Apóstoles”. Para una verdadera misión compartida “es necesario un previo, una verdadera comunidad que tenga clara cuál es la misión. No todo vale cuando hablamos de ‘misión compartida’, evidentemente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *