MONS. CARBALLO: “LA IGLESIA TIENE MUCHO QUE AGRADECER A LA VIDA CONTEMPLATIVA FEMENINA” (JORNADA COR ORANS EN EL ITVR)

   “Verdad, entrega y centralidad de Jesucristo”. Estas palabras fueron el eje de la homilía del cardenal Carlos Osoro con la que se abrió la Jornada de Estudio sobre el reciente documento de la CIVCSVA “Cor orans”, organizada por el Instituto Teológico de Vida Religiosa de Madrid, ayer, miércoles 11 de julio.

La eucaristía fue concelebrada por el neocardenal claretiano Aquilino Bocos, Mons. Manuel Herrero, obispo de Palencia, y un variado grupo de sacerdotes.

Además de algunas abadesas, prioras y presidentas federales, varios vicarios, delegados diocesanos y asistentes llenaban el salón de actos del ITVR que estaba al completo. Contemplativas provenientes de toda España asistieron a esta significativa jornada, que se vivió en un clima de fraternidad y gran comunión. Dada la relevancia eclesial de este evento, varios miembros de la Comisión episcopal de Vida Consagrada de la Conferencia Episcopal Española (entre los que estaba D. Eusebio Hernández, obispo de Tarazona) quisieron hacerse presentes. El secretario general y portavoz de la CEE, D. José María Gil Tamayo también se sumó a la jornada. El cardenal arzobispo de Madrid, pastor de la diócesis, acompañó con gran interés toda la jornada.

Tras la Eucaristía, el Director del ITVR, P. Carlos Martínez Oliveras presentó la Jornada destacando la vocación del Instituto a reflexionar y profundizar sobre las diferentes expresiones de la vida consagrada y poniendo en valor la significatividad de la vida contemplativa en España. Además, explicó los objetivos del encuentro centrados en ofrecer una mirada general a la vida contemplativa en la Iglesia, dar a conocer el documento y ofrecer testimonios para hacer vida sus contenidos.

El obispo de Palencia y responsable de la vida contemplativa dentro de la Comisión episcopal de vida consagrada, Mons. Manuel Herrero, reflexionó sobre el lugar y la misión de la vida contemplativa en la Iglesia local: “Los monasterios son, en medio de las diócesis, llamada al silencio y referentes de una soledad acompañada”, dijo Mons. Herrero. Además, invitó a las contemplativas a que sus casas sean “escuelas de oración”, para que todos puedan acercarse a compartir algunos momentos de oración con ellas.

Sor Gema Juan, priora de las Carmelitas de Puzol (Valencia) reflexionó sobre la Instrucción y su continuidad con la constitución apostólica observando algunos puntos a mejorar en la aplicación del documento y analizando las diversas dimensiones abordadas como la clausura, las funciones de la priora/abadesa, al tiempo que abogó por la madurez y responsabilidad de la vida contemplativa femenina.

Mons. Rodríguez Carballo, Arzobispo secretario de la CIVCSVA, quiso dejar claro en su exposición que la publicación de estos documentos no es sino una muestra del aprecio que la Iglesia tiene por la vida contemplativa y agradeció a las monjas su testimonio de vida y su fecundidad apostólica desde sus monasterios.

En una exhaustiva presentación detalló los antecedentes de los documentos y desgranó los puntos más significativos del mismo ofreciendo unas claves de comprensión y lectura sobre la clausura, la erección y supresión de los monasterios, el papel de la presidenta federal o el tema de los medios de comunicación que han de usarse siempre con discreción para la formación. La formación fue otro de los grandes temas desarrollados apostando por una formación integral humana, cristiana, carismática e intelectual contando con el contexto sociocultural y religioso y recalcando la importancia de la formación de formadoras. Anunció, además, la próxima publicación de unas “Líneas orientativas sobre la formación” para los monasterios.

La última conferencia corrió a cargo del especialista en Derecho de religiosos el Prof. Dr. Teodoro Bahillo, cmf, quien abordó las cuestiones canónicas referentes al documento y que han supuesto ciertas novedades al venir abrogados algunos cánones del Código de Derecho Canónico. Recalcó la vigencia del documento desde el momento de su publicación y recordó que se abre ahora un necesario trabajo de adecuar el derecho propio de cada carisma a la nueva Instrucción para que no existan contradicciones.

La jornada finalizó con unas breves palabras del cardenal Osoro quien, además de mostrar su afecto y cercanía a la vida contamplativa femenina, agradeció vivamente al Instituto de Vida Religiosa la organización de este importante evento en la Iglesia española. En sus palabras también invitó a las contemplativas a seguir siendo faros, antorchas y centinelas que dan testimonio de la presencia del absoluto de Dios en medio del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *